lunes, 22 de marzo de 2010

Clase Media

A ella pertenece la mayor parte de la población. Vive una vida vacía, carente de sentido, que genera constantes frustraciones.

A diferencia de las clases bajas, que faltas de alimento (físico o intelectual) y no es consciente de su triste realidad, la clase media siente vértigo al mirar en su interior y no encontrar su fondo, su verdadero yo (corrupto por una maraña de complejos, celos y envidias quirúrgicamente insertados).

Las clases altas, por otro lado, ya tienen el dinero suficiente para sufragar su frívola existencia y rellenarse cual exótico animal disecado de botox, marcas o demás gilipolleces. A éstas últimamente las llaman must have, excelente muestra de su ansía de consumo. Casi la totalidad de clase media aspira a tener suficiente dinero como para salir de este estrato social. Quede dicho, al "ascender", hay algo que les diferencia. Algo que va más allá del capital, que les hace ser un pulpo en un garaje que grita (en el caso de que lo pudiesen hacer) "rico nuevo". No tienen la quintaesencia de la gente cash.

No se angustie, habitante del "primer" mundo, hay una alternativa a esta mole gris. Motas de colores extraños, que encontrarás en los lugares más inesperados. Ellos son quienes darán riqueza a tu autorretrato, joven pintor. Dejando restos en tu pincel que el agua del olvido no borrará nunca por completo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario