jueves, 4 de marzo de 2010

Estella

Tu Versace hecho jirones. El carmín de Channel se confunde con la sangre. El tacón de uno de tus Manolos atravesándote la oreja. Una rata roe tus extensiones. Pero el rigor mortis te favorece, mucho más que el botox que envenena al pobre roedor.

Tú, la gran estrella, jugaste a ser eterna. Olvidaste tu mortalidad. Olvidaste las humildes raíces con las que condimentabas tu falsa modestia. No supiste ver tu puesto en el Panteón hollywoodiense. Eras diosa, pero no Diva.

Así te veo en mis sueños.

Parece que la belleza prima sobre el talento. Pisas la serpiente roja delante mía, atrayendo los paparazzis como una luz atrae los insectos en una noche de verano. Y deseo que ese reptil te engulla. Pero nadie atiende a mis súplicas.

2 años (más tarde).

Fue fácil cumplir mi sueño. Todos esos pensamientos negativos no me llevaban a ninguna parte. La acción sí. Una acción sutil, clínica, antiséptica. Dos llamadas. Palabras, que matan. Que dan vida a un nuevo ente. El mito. La muerte prematura, glamourosa. La relativa eternidad fraguada en la mente de unos cuantos humanos. Humanos como tú, como yo, o peores. Eternidad que yo me creí. Que arruinó mi vida. Que me enseñó la lección. Barbitúricos, vodka, cocaína. Desnuda. Envuelta en piel de zorra. En mi piel. Los diamantes serían los únicos espectadores. Tres. Uno en la boca, otro en el ombligo y el tercero... sería una sorpresa para el forense.

Y así conseguí mi eternidad. Una eternidad caduca, de una generación, que me costó mi vida.

2 comentarios:

  1. http://www.goear.com/listen/118dde5/princesa-de-hielo-chema-vargas

    "hoy el espejo no muestra lo mismo q ayer"

    A vore si te gusta!

    ResponderEliminar
  2. Jamás habría querido tener una vida como la que acabas de describir. Es como que al final ésta no es más que un recuerdo fugaz plagado de dinero, drogas y manipulación. El primer párrafo me parece el mejor de todos, sin duda :)

    Un beso muy fuerte, Gaspar.

    ResponderEliminar